Venus despierta! … te quiero presentar a… Lucifer (parte 1)

This post is part of the series #cronicasdevenus

Por Venus

Esta historia me la quiero saborear, por lo tanto ira en varias entregas, porque la viví así:  intensamente, porque entre lineas esta tal vez la diferencia entre un dios y un simple plebeyo, porque los matices de este relato – para quienes los sepan apreciar- dan cuenta de lo que soy y de como hay momentos en la vida en que solo es necesario simplemente sentir!, ser una diosa implica muchas cosas, pero sobretodo valorar la sensualidad de cada instante que se vive.  


Su compañera de trabajo, Nona, insistía fervientemente en que debía conocerlo, ella, contaba con dos jornadas laborales, una con Venus,  la otra en una empresa de comunicaciones en donde él era su jefe. Venus se preguntaba el porque tanta insistencia, un día incluso le muestra una foto suya y le dice que se llama Lucifer*; cabello liso y una linda sonrisa, cejas pobladas, corpulento… no puede ocultar que pasa de los cuarenta años, pero… una apariencia supremamente interesante, enigmática y antetodo sexy. La desilusión luego del doloroso y desgarrador rompimiento con Orfeo hacia que Venus buscara variedad y distracción sexual, no tanto sentimental, le encantaba sentirse deseada y en ese momento se encontraba en una comunión con sigo misma en donde la sensualidad tenia un lugar importante para ella.  “Esta bien Nona! … dale mi numero de teléfono, yo no voy a llamarlo”, es necesario aclarar que Venus le encanta ser conquistada y esto aplica para cualquier tipo de relación con el sexo opuesto, ella nunca da el primer paso, da tal vez el segundo o el tercero siempre y cuando vislumbre interés en el dios en cuestión.

Un día, cuando Venus se encontraba en el trayecto entre el templo de aprendizaje de danzas y su casa, escuchando música en su ipod, suena su celular… es Lucifer quien la llama,  él se presenta, ya Nona le había dado su teléfono, tal parece que  se salio con la suya!.  Venus sonríe divertida y piensa  -Ahhh Nona bendita seas jaja- su voz suave, de tenor, a Venus le gusta de inmediato, es increíble como ciertos timbres de voz logran un sentimiento de confianza instantánea en ella  y con los tenores es así, es más, su voz envuelve una ternura que lo hace aun más misterioso y con un velo de divinidad especial….

La excusa:  “Me han dicho que tu sabes mucho sobre felinos, pienso regalarle un gato a mi sobrina y quería que me dieras algunos consejos al respecto” Comenta él, voilà! uno de los temas favoritos de Venus, amante de los gatos; porque para ella son los seres más sensuales y misteriosos del planeta, todo lo que envuelve enigma encanta a Venus, ella misma tiene características de esos animales cuya mirada cautiva, son impredecibles y voluntariosos, nunca hacen lo que se les dice pero son capaces de dar cariño sincero y verdadero a su manera. Así que Venus, se despacha quince minutos explicándole a Lucifer los cuidados, la ventaja de adoptar un gato criollo, que son independientes pero buena compañia, él la escucha atento, se supone que con la sonrisa picara que lo caracteriza, luego de eso le hace alguna pregunta relacionada con la adquisición del gato, ella responde y él le dice: “Gracias eres un sol Venus!, te mando un beso, hablamos luego” –Ahhh! que? en serio? solo llamo a eso, a consultar sobre felinos? Este no es un dios! es un loco, donde esta mi invitación a conocernos!?– piensa, Venus es caprichosa por naturaleza.. ya pronto aprenderá gracias a él a ser un poco menos así y a manifestar lo que quiere y a quien quiere, sin pensar todo el tiempo en conservar su posición de diosa, controlando las situaciones.. empezará a construir conjuntamente  deseo  y expectativas, ya lo había hecho alguna vez con Hércules, pero no era totalmente consciente de ello. 

… Luego lo olvida, después de todo Venus tiene varios plebeyos y deidades rondando su casa por esos días. La vida de Venus consta de su trabajo en donde cree inocentemente que esta contribuyendo a salvar su patria, sus clases de baile en donde Apolo le enseña a apropiarse de su cuerpo y la soledad, en donde es auténtica, escucha la música que quiere, cocina para si misma o va a visitar a sus padres y de vez en cuando invita a alguien con quien pasar un momento de placer, en ese habito el enlace emocional la tiene sin cuidado, pero esto no quiere decir que estos invitados no estén al nivel intelectual de Venus, ella es incapaz de involucrarse, aunque sea momentáneamente con cualquier plebeyo que no pueda aportar algo a su vida,  jocosamente dirá ante sus amigas en las charlas sobre sexo:  ‘lo siento, soy incompetente para degustar platos poco elaborados’.

Tres días después Lucifer vuelve a llamar:

-Hola Venus, es un bonito día ..y no tengo muchas ocupaciones… entonces.. a que hora sales del trabajo?

– mmm a las 5 como siempre -dice ella desprevenida -‘este se cree irresistible, en serio’ , medita Venus,

– Te parece si nos vemos en la esquina Avenida Olimpo con calle de las Parcas y luego te llevo a casa?.

 – ok,  a las 6 esta bien! –responde Venus- espero que no se me note el hambre, que vergüenza! – reflexiona mofándose de si misma, algo que ha aprendido ha hacer recientemente.

Llega y se para en el lugar, odia esperar en la calle, se siente vulnerable, se siente observada y a parte… nunca lo ha visto en la vida real!, no sabe que esperar, tal vez debería devolverse, ¿que tal que la foto que vio mienta? piensa horrorizada, al momento suena el teléfono y Lucifer pregunta:

– Hola  Venus, ¿donde estas? 

– En la esquina de  la que hablamos… -contesta –

– ¿Tienes una chaqueta como rosada o fucsia?  

–  ehh si ….

En ese mismo instante y sin que ella pronuncie otra palabra más, se abre la puerta del carro que tiene justo en frente de ella, “Hola Venus!» dice la voz que sale de allí mientras baja el teléfono celular de su oreja  …»Hola» responde ella y sube apresurada al carro diciendo “por fin te conozco..”, «Así es!» responde él.  Ambos clavan sus ojos en los del otro y hay una chispa de atracción inmediata y traviesa que revolotea entre los dos, el desvía la mirada para seguir conduciendo y entonces se examinan de reojo; estando así de piloto y copiloto lo que interesa a los hombres no es visible … en cambio ella, se fija en lo de siempre: mmm lindas manos, blancas, proporcionadas y muy varoniles, reloj de marca y puños de la camisa justo en la mitad de la muñeca, al parecer tiene buen gusto (Punto anotado para Lucifer). Llegan a un café, allí él muestra su faceta galante abriéndole la puerta, ella aprovecha para tratar de percibir su aroma, él por otra parte guarda distancia .. la tarea olfativa (segundo filtro de venus)  no se logra, la deja seguir delante de él, seguro para también hacer su inspección masculina. 

Se sientan a tomar café y charlan durante más de dos horas,  los dos son divorciados; Lucifer confiesa que no ha sido afortunado con los compromisos y como la mayoría de los hombres argumenta que es una persona fácil de llevar y muy básico. Venus, por su parte, mientras toma sorbos de un capuchino con Ammaretto dice que ahora vive el momento y que tiene mil cosas que llenan su vida, ya sin Orfeo en el panorama se ha redescubierto. El tiempo pasa volando, especialmente cuando se entra en confianza, hay atracción y se esta frente a alguien interesante, alguien que sabe escuchar y ante todo, entre dos personas adultas que pese a tener el ego elevado son capaces de hablar francamente de lo que son y lo que nos son, Venus le gusta conocer a alguien así, muy adulto, ya estaba extenuada de ser casi una mamá sustituta para Orfeo y de tener que aguantar sus inseguridades.

Comentan con pasión sus aficiones, el a las motos y sus paseos y ella a la danza, su amor del momento, la afición a la que le debe su fortaleza, sus nalgas redondeadas y firmes, sus piernas torneadas y proporcionadas y su cintura tallada, eso, a parte del ejercicio de apoderarse de su cuerpo el cual maneja ahora de forma natural.

Él la lleva a su casa entrada la noche y en la puerta le dice que se vuelvan a ver, ella le dice «claro, llámame!», se besan… en la mejilla – muy conservadores- y ya ella percibe su olor a hierba fresca y a bosque, ese tipo de buquet que a ella le encanta, porque encarna misterio, tranquilidad y osadía pero mucha varonilidad, el tipo de aroma que esperas sentir luego de una semana difícil o de tener tus hormonas corriendo a kilómetros por hora, eso es definitivo para Venus; el filtro olfativo le permite saber que sensaciones sexuales le despierta alguien, es lo que llaman QUIMICA! .

Empiezan a hablar telefónicamente con frecuencia de sus cosas y sus mundos y se envían mensajes de texto… después de todo Lucifer trabaja en un emporio de las telecomunicaciones. 


Viernes  8:30 pm,  9 días después de conocerse; Venus esta en una fiesta con sus compañeras de carrera -‘El grupo de las colegas’ lo cataloga ella-, una de ellas va a casarse y están de celebración en Punto Roma. Venus se lo cuenta a Lucifer,  él por su parte también esta de rumba  pero en el cerro mirador de Roma, chatean gran parte de la noche contando como se divierten cada uno en sus compromisos, él le dice que la quiere ver…

12:30am, de repente aparece un nuevo mensaje en el teléfono de Venus, ella lo recoge de la mesa -con una expresión divertida y expectante- mientras con la otra mano sigue sosteniendo el vaso de ron con cocacola que esa noche brindo Baco -uno de sus mejores Dioses amigos-… 

– Hola! si me has pensado? Aquí estoy Venus- se lee el mensaje en su celular

– Donde es aquí?- teclea Venus sorprendida

– Frente a ‘Punto Roma’ el sitio donde tu estas!

Ella sale del lugar despacio pero ansiosa… y allí esta él, dentro de su carro, con una mirada que a ella la derrite, hoy lo ve más dios e irresistible que antes, tiene esos mechones de cabello lisos sobre su frente (sexy muy sexy!) , se sube al carro y empieza  argumentar:  “oye pero estoy en…. con mis ami…» El  interrumpe su discurso con un beso atrevido y sensual de esos que dejan sin aliento, como explorando su boca y poniéndole una mano en la mejilla como diciéndole que si de algo tiene afán es de verla y de besarla, la mira luego a los ojos, mientras ella todavía se muerde los labios y le dice “No te preocupes, ve y diviértete,  te espero aquí cuando termines, para llevarte a casa» … imaginen la expresión de Venus, entra al sitio, baila 2 canciones más y se despide apresuradamente de sus amigas , ellas la miran atónitas, ya la conocen y saben que no pierde oportunidad de dejarse alagar por algún dios, pero ¿en plena despedida de soltera de una de ellas? Ahhhh?! -Venus no tienes remedio!-…. y sale totalmente cautivada, quiere volverlo a besar, pero esta vez ella quiere tener la iniciativa, se sube al carro y él la lleva a su casa, en el camino se ríen de la situación, él le pregunta: «Que dijeron tus amigas?» a lo que Venus responde «No, nada especial, pues igual ya habíamos visto el show y ya se estaba acabando el ron» miente picara.

Ya en el apartaestudio de Venus, su templo, Lucifer es invitado a entrar y mientras se dispone a inspeccionar el lugar -porque es muy observador-, ella decide darse a la tarea de preparar una merienda, finalmente Lucifer se acomoda en una de las sillas altas de la barra y la observa, mientras ella le cuenta hace cuanto vive allí, que perdió sus gatos luego de pasarse y le pide el favor de que le pase dos cervezas de la nevera. Luego de alcanzar las botellas y de destaparlas, él comenta descaradamente que le encanta su trasero mientras ella esta de espaldas terminado su preparación, así que ella se voltea con una expresión risueña de asombro y reproche  impostada,  mientras sirve la ensalada que acaba de fabricar, él entonces la toma de la mano obligandola a soltar todo lo que tiene en ellas y a ir al otro lado de la barra y cuando la tiene frente a si palmea sus nalgas en una actitud atrevidisima como queriendo decir ‘Si, me gustan, y que?’ -típico en él, caprichoso igual que Venus- ella sonríe, se acerca y lo besa en una actitud desafiante, este beso es sumamente sensual y Venus ya puede sentir un corrientazo que la recorre de pies a cabeza dejándola sin voluntad, el ambiente se torna entonces más intimo, charlan y se miran esperando a ver quien dará el siguiente paso, escuchan música, una afición que comparten, especialmente por los ritmos latinos y el pop-rock.

Lucifer es un dios misterioso pero muy divertido, de esos que no se dejan seducir fácilmente y cuya principal cualidad es esa precisamente: hacerse desear! nunca tiene afán pero termina realizando su voluntad, es un lobo experimentado y sabio. 

Esa velada termina en besos y mas besos jadeantes cada cual queriendo demostrar que no perdía el control, Venus utiliza todas sus herramientas en ese arte de besar que tanto disfruta, pero difícilmente logra el dominio, porque Lucifer sabe bien su papel y tiene sus propias armas, la aprisiona contra la pared para seguirla besando … él es un depredador innato, es un sagitario legitimo y cada vez que se besan aumenta su curiosidad mutua. 

….y al gato mata la curiosidad…

Continuación : me quiere embriagar y no sabes escribir baileys (lucifer-parte-2)

Venus

* Nona: Una de las tres Parcas, la primera de las tres; la que reduce a hilo la lana (Cloto en la mitología griega).

*Lucifer: («El portador de la luz«), personificación del planeta Venus como la Estrella de la Mañana. Lucifer es hijo de la diosa Aurora y padre de Ceyx.

Código Cronológico: JD21I

4 Comments

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para visitar a Venus & Afrodita debes tener más de 20 años!

Por favor verifica tu edad