febrero 1st, 2020 by V & A

Los días pasan y yo me siento sin darte un beso como uno más…

Hércules llevaba dos semanas fuera de la oficina, estaba acompañando a Plutón a un viaje al Hades, para Venus fueron días sin color y sin brillo. Extrañaba a Hércules y aunque no lo quería admitir, entrar en la oficina de Plutón -a la que solo ella tenía acceso en su ausencia- sólo se justificaba por la remembranza de ese hombre que la tenía fuera de si, todavía podía sentir su aroma y se paseaba por lo rincones de ese lugar para captar algún vestigio de su esencia que hubiese quedado por allí a la espera de su anhelo. Se sentaba por momentos en el sofá, acariciando el cuero para recordar minuto a minuto de la noche en que profanaron ese sitio con descaro y lujuria http://venusyafrodita.com/venus-sigueme-y-veras-otra-version-del-inframundo-parte-4/.

No supo nada de él en esos días y aunque también era un alivio no tener que ver o saber de Plutón, el costo de la incertidumbre que pagaba con su ansiedad al no saber de Hércules parecía ser un precio muy alto. 

Por arreglos locativos que se realizaron durante ese tiempo en el que el jefe visitaba sus dominios, Venus debió trasladar su oficina a un lugar cerrado en la planta baja. 

Era martes en la mañana, de la semana en que estaba anunciado el regreso de Plutón, sin saberse a ciencia cierta qué día sería -por cuestiones de seguridad-.  

Venus llevaba una falda lápiz en cuero negro, una blusa turquesa ajustada al cuerpo y zapatos  estilizados de tacón alto igualmente negros; hace unos meses no se vestia asi, en realidad ella disfrutaba esa nueva versión suya más sensual y profesional. Entró en la improvisada oficina que ahora ocupaba, un espacio de paredes blancas, sin ventanas, un archivador gris en la esquina derecha al fondo y de frente un pesado escritorio en madera enorme, encima de él todos lo documentos a tramitar: cheques para firma, flujos de caja para revisar y propuestas para presentar a Plutón entre otros, odiaba ese paisaje de juzgado, así que respiró profundo para tomar impulso y poderlo tolerar. 

De repente, sintió una presencia extraña y acto seguido fue rodeada por la cintura, ese brazo alrededor suyo la llevó contra la pared como en un baile ya ensayado y la colocó sin violencia pero con certeza detrás de la puerta aún abierta, cuando reaccionó se encontró con los ojos avellana de Hércules centelleando, en ese momento él cerraba la puerta con su mano izquierda, mientras que con la derecha recorría el contorno del cuerpo de Venus, que estaba sorprendida y exaltada, ella había quedado sin habla, pero al parecer él tampoco lograba articular palabra, acercó su cuerpo contra ella sin dejar de mirarla, entreabriendo la boca, para  finalmente y luego de concluir la maniobra de cerrar la puerta, agarrar su mentón con fuerza y darle un mordisco en sus labios inmóviles por la sorpresa. 

Los días grises habían llegado a su fin, la miraba fijamente, respiraban el mismo aliento cálido y acelerado.  Luego de terminar de recorrerla toda como reconociendola y tomándole el mentón, se desabrochó el pantalón hábilmente, ella jadeaba y él dijo “necesito saciar mis ganas de ti o me enloquezco”, ella puso la palma de su mano en el pecho de Hércules desabrochando los primeros botones de su camisa, él pasó de sus pantalones a debajo de la blusa de ella jalandola para sacarla de la falda. Venus no dejaba de mirarlo y lentamente pero con una seguridad que desconocía en si misma, se arrodilló frente a él para encontrarse con el pene erecto de Hércules apuntando a su boca con la cual lo rodeo, el parecía perder el control y apoyó las manos a la pared, mientras ella saboreaba despacio y por primera vez el tótem de su deseo. Sentía que había querido hacer eso desde la primera vez que lo vio y un velo de culpa pasó por su mente, pero ahora,  presa de la sorpresa y de tantas ganas acumuladas por días había sido capaz de rebasar el límite que le impedía apropiarse de Hércules de esa manera voraz, dentro de su boca, con el descaro de saber que había sabido darle la vuelta a un asalto que estaba dirigido inicialmente a ella. 

«perseguiré los rastros de este afán»

Hercules echó su cabeza hacia atrás y jadeando con fuerza sentenció “Ahora si terminaré de obsesionarme contigo”, Venus se detuvo y miró hacia arriba con los ojos llenos de fuego y algunas lágrimas “¿si?…quince días sin saber de tí, no creo que haya mucha obsesión en esa o en esta cabeza” sonrió maliciosamente pasando su lengua entre los labios, una expresión que se le convertiría en un sello para expresar que estaba conectada con su lado más oscuro y lujurioso,  a Hércules se le antojo que se veía inocente, cándida y demonica a la vez como si estuviera ejerciendo una especie de venganza caprichosa y eso encendió todo su poder, la tomó de los brazos con fuerza, subiendola de nuevo a su altura. Ahora fue él quien se inclinó para bajar la falda y las medias de nylon a la vez, deteniéndose sólo un instante observando las bragas y dando un beso a su “monte de Venus” por encima de estas, para luego bajarlas con fuerza. 

Al volver a tenerla al frente la sostuvo del cuello, subió su pierna hacia su cintura y entró en ella con esa memoria vaga de todo lo que imaginó en la distancia, con espasmos que decían cuánto la había extrañado y cuánto ansiaba poseerla. Ella sentía que todo era irreal, tanto deseo conjugado, tantos sentimientos, tanto … A-M-O-R, que en lo único que pensaba cuando los dos al unísono alcanzaban el clímax era en <<te amo, te amo Hércules, no puedo estar sin tí>> pero esas palabras no fueron pronunciadas en realidad, en cambio empezó a gritar y él apretó su mano contra la boca de su Diosa para ahogar el sonido, ella mordió la palma de la mano de Hércules tratando de controlarse, tratando de recordar que estaba en la oficina , tratando de pensar solo en el deseo que sentía y no el amor que la invadía, un sentimiento que no había pedido, que era inesperado, que la hacía sentir que tal vez nunca había tenido sino hasta ahora esa mezcla perfecta de pasión y cariño por alguien que no se ahorraba ningún esfuerzo en darle orgasmos conscientes, elaborados y que no le pedía a cambio nada diferente al placer. 

“Por Hércules todo -fantaseaba cuando se olfateaba los senos después en el baño atesorando el aroma de él en su piel como el mejor postre-, por Hércules visito el inframundo de ida y vuelta las veces que se me venga en gana, por Hércules soporto a Plutón, me doy la oportunidad de sentirme inmortal, y que el cielo me perdone porque esto es muy parecido al amor”, no lo quiso admitir pero su subconsciente se burlaba de ella despertándola a medianoche solo para imaginar a Hércules, su mirada, su poder, sus caricias y todo lo que se negaba a nombrar mientras una lágrima empapaba la sábana bajo su mejilla.  

Gracias por leer, besos para todos.

VENUS

Posted in Historias Divinas y Sensuales de V&A, Las Crónicas de Venus Tagged with: , , ,

septiembre 30th, 2019 by V & A

Un saludo a todos los que leen estas crónicas, mi vida ha cambiado mucho en el último año, oficialmente soy huérfana; despedí a mi madre a finales del año pasado, algo doloroso teniendo en cuenta el proceso de su enfermedad y el gran apego que tenía hacia ella, pero pensándolo bien, ¿que seria de quienes nos gusta escribir sin el dolor?. Mi historia se sigue escribiendo y yo debo recuperar mi esencia, volver a Venus, volver a la pasión por vivir, por escribir y como nos gusta a los escorpiones… resurgir de las cenizas. Esta crónica se la dedico especialmente a Afrodita. Gracias Mamacita por retornar a nuestra vida!

Y cómo esto debe continuar, aquí está precisamente la continuación de una historia previamente empezada, espero que encuentren gratos algunos cambios en mi estilo que serán evidentes. 

Me gustaria que pusieran a rodar el link de la canción “slave to love” en el justo momento en que aparezca y que sigan leyendo. 

Besos humedos.. 

Viene de: http://venusyafrodita.com/interpretando-blues-con-la-piel-hercules-parte-3/

Luego de haberse redescubierto en Hércules, la cotidianidad de Venus cambio, había faltado a sus promesas y había vislumbrado una tibia luz en su alma, esa esencia febril que la envolvía, rememorando la niña inquieta y apasionada de siempre, ávida por la búsqueda de lo prohibido, cándidamente arriesgada y dispuesta a todo por deseo. 


El héroe de la fuerza y la diosa del amor se observaban largamente en la oficina, hablaban con parpadeos se palpaban a metros, sus ojos se encontraban en el epicentro mismo de la tormenta de las dudas que se apaciguaba cada vez que  alguno tomaba el teléfono para teclear un nuevo mensaje:

Venus: ya no se que hacer, cada vez que te veo me derrito 
Hércules: Mi bonita, como soportar estas ganas que tengo de besarte toda
Venus: Hércules, si eres real entonces eres un regalo, un secreto que guardo. Si no eres real entonces te inventé y soy la más lujuriosa de las esquizofrénicas.   
Hércules: Amo acariciar cada centímetro de tu cuerpo 
Venus: Añoro tu rostro de placer que ya tengo grabado en mi memoria. Hércules: Ya no me gustas un chingo, ahora te quiero un chingo

Cada mensaje era un delirio acompañado de un mudo gemido impronunciable,   también lo era cada roce furtivo cuando se cruzaban en cumplimiento del deber, por breve que fuese, el corrientazo era suficiente para envenenar su razón, poner carmín en sus mejillas, sentir cosquillas en el vientre y fuegos artificiales entre sus piernas. Tenía memorizados sus movimientos, sus intenciones y su provocación constantes. Delante de ella, él se llevaba la mano al mentón, sonreía, se soltaba el rojizo y encantador cabello largo y luego lo recogía de nuevo, buscando el ángulo perfecto para hacer de Venus la única receptora de la lujuria dibujada en su rostro, permitiendo que tratara de leer la vocalización de alguna  palabra incomprensible, pero invariablemente seguida del voluptuoso rose de sus dientes contra su labio inferior que inmediatamente la hacía evocar suavecitos mordiscos al mejor manjar de chocolate blanco bañado en velvet, ipso facto disparaba su olfato femenino poniéndola en la tarea del sabueso buscando la huella de la esencia silvestre que descubrió en él aquel martes; tan suya, varonil y candente.

Cualquier día Plutón se despidió temprano de su asistente dejándola en su escritorio culminado tareas, porque iba a atender a alguna “amiga” que le iban a presentar.  Varios minutos transcurrieron entre uno y otro quehacer: ella tomó unos postits y un lapicero, desconfiaba de su distraída memoria; los papelitos amarillos eran lucecitas de alarma que la centraban en el deber. Inconsciente, llevó la pluma a su boca meditando aplicadamente: “solicitar el cheque de…”, “llamar a…”. Su responsable concentración se vio  interrumpida por el sonido de unos pasos entrando a su área de trabajo, rogó al olimpo en pleno porque ese andar no fuese el retorno inesperado de su jefe, cortó su respiración expectante y ansiosa, se giró atónita en torno al tap tap tap que se aproximaba cada vez más, entreabrió la boca con el lapicero todavía posado entre los labios, entrecerró los párpados para visualizar mejor lo que parecía ser la silueta de… un hombre muy conocido para ella.

Hercules, aminoró el paso y sonrió, su mirada chispeante e impenetrable con ella en la mira, estaba solo, no titubeo cuando se detuvo justo enfrente y apoyó sus manos blancas y varoniles en el escritorio de ella, la observó fijamente, sus cejas instalaron en su rostro una depredadora expresión, luego, elevo su mirada  y volteo levemente su cabeza haciendo una mueca en dirección a la oficina de Plutón. 

La invitación fue clara, ella se levantó de su silla, embrujada, él prosiguió delante suyo en la ruta indicada y extendió tras de sí su mano, reafirmando la propuesta, ella aceptó alcanzando la punta de sus dedos y apretandolos valerosamente en sinónimo de su infinita confianza hacia él. 

Ya de frente en el lugar en el que tantas veces ella había sido destruida moralmente, cerraron la puerta a sus espaldas, se encontraban justo en donde Plutón había vociferado contra todo lo humano y lo divino haciendo uso de un ego elevado en el pedestal del dinero, pero empobrecido, en últimas, por su falta de sensibilidad hacia lo terrenal en virtud de su fascinación por el Hades. 

(activar link)

Se vio en la necesidad de echar su cuerpo hacia atrás,  como consecuencia de la fiereza con la que él la asía de la cintura para atraerla hacia su cuerpo, él aprovechó esto para invadir de besos su desnudo cuello, bastaron solo unos segundos para denotar lo ansioso que se encontraba porque cada vez la apretaba más y más fuerte contra su cintura y su pelvis protuberante tibiamente anunciaba la intensidad reafirmada por el el ritmo de su respiración que iba en ascenso. Se olfateaban como lo hacían durante todo el día buscando en el otro ESE detonante, pero claro, esta vez con el acelerado ritmo cardiaco que envuelve el regocijo de haberlo encontrado. Como los cerillos contra el rastrillo de la cajita que los contiene buscando ser encendidos.

Ella avanzó rodeada por sus brazos en dirección del sofá, abandonando los zapatos de tacón alto a su paso y perdiendo altura, haciéndose más vulnerable y por ende sintiéndose más excitada. La frecuencia acelerada de las pulsaciones era evidente cada vez que sus pechos se estrellaban en cada beso, era una especie de ritual en el que estaban significando que Plutón nunca jamas tendria sus almas que volaban clandestinamente cada vez que se encontraban, porque  compartían el mejor de los secretos; de respiraciones entrecortadas, roces llenos de adrenalina en su sexo y palpitaciones paralizantes en su razón. 

Hércules podía tener a Venus sin mentiras, sin velos , sin manipulaciones, por la sencilla y basta razón de ser quien era, ¿acaso existía una explicación más exacta a aquella fascinación muda?, al diálogo con roces, tatuandose al otro entre delirios y evocaciones, desear poder poseer el tiempo y suspenderse en la gloria misma de cada espasmo, alimentando ansias día a día de un romance perfecto porque se leían entre parpadeos, ya no habría futuro que superarse ese presente lleno de mágico magnetismo, cargado de sincera atracción. 

Término poniéndola frente a sí de espaldas y ella poso sus antebrazos en el sofá porque era consciente de que esta vez se perdería el deleite de ver el rostro de placer Hércules, pero en compensación podría sentir como la invadiria por completo, se sentía libre siendo su presa y su esclava, porque él ya la poseía entera. Todo su poder entró en ella sin tregua, dolorosamente incandescente, perturbador y dulce. Superando cualquier sueño o el insomnio pensativo en que a veces se sumergía tocando su sexo. Ella quería quedarse en ese instante llena de su dios etéreo desde esa noche y para siempre, entre jadeos mudos y ropa desperdigada en el oficina del amo del infierno, para escribir una nueva historia después de tanto tiempo de haber olvidado protagonizar su mundo … a su manera.

La inundo por dentro, ella perdió las pocas fuerzas que le quedaban, pero él la sostenía como si de ello dependiera su poder, ella mordía el cuello de su blusa abierta para no gritar y el ahogaba sus propios gemidos apretando las nalgas de Venus que tenía las medias pantalón en la rodilla. Hércules antes de la embestida final presa de un momento de locura toma el cabello recogido de ella con una mano y la hala hacia sí violentamente diciéndole “dame todo lo que tengas, muéstrame cuánto me deseas” mientras ella gritaba ya sin control  y juntos dieron paso a una descarga húmeda en el brazo del sofá.

Para qué detallar lo que sucedio despues o como Venus seguía temblando en el taxi de regreso a casa una hora y media después de despedirse de Hércules desprevenidamente en la calle, porque Plutón tenía ojos en la noche. Se sentía desgarrada, amada, renovada y deseada como nunca en la vida, esa noche hubiera dejado todo por poder dormir junto a Hércules para terminar de aprenderse cada curva y cada nota de su piel, pero los deseos no son completos y algunos se realizan a medias aunque con toda la intensidad. 

Venus

Posted in El Mundo de V&A, Historias Divinas y Sensuales de V&A, Las Crónicas de Venus Tagged with: , , , ,

octubre 25th, 2016 by V & A

Hace mucho tiempo me moria por escribir esto, lo estuve rumeando en mi cabeza largamente y finalmente, un día, que estaba cenando con Vulcano y Júpiter logre cerrar mi teoría, entonces la arroje frente a ellos al compás de unos tragos de Whisky, en una noche encantadora y super erótica.

¿Cúal es la diferencia entre estar Buen@, ser sexy o sensual ? ¿con que te identificas más?  ¿qué quieres reflejar ?

La Buenona, El buenon, la hembra o el Hembro: Todos sin excepción los voltean a mirar; hombres y mujeres sin distinción. Su figura es magnética, como la miel para la abejas,  tienen todo en su lugar, su cuerpo está “fabricado” para despertar deseo, instinto y bajas pasiones. Si se logra tener un encuentro con uno de estos personajes sería lo que podría llamarse una fascinante entretención visual, un ¡dulcecito rico!.. En nuestra memoria permanecerán como un pecadillo excelso para nuestros sentidos, esto,  siempre y cuando, haya habido química, el solo físico atrayente no garantiza que se pueda construir empatía sexual, y estamos hablando de sexo casual, claro está. Porque a la larga algunos de estos hembros y hembras pueden tener la balanza muy cargada hacia su físico, en detrimento del intelecto o del carisma; de allí, que en mi caso prefiera ir a lo seguro, dejar el deleite solo para mis ojitos y canalizar mi energía sexual en momentos – y dioses-  más enriquecedores.  

Sexy: lo sexy es aquello que en un momento dado adorna para hacerse más notorio sexualmete, puede ser genética o puede ser adquirido. Cuando elegimos delicadamente la lencería que vamos a usar en una cita, el perfume y el maquillaje estamos apropiando lo sexy en beneficio de la expectativa, tal vez, de una futura faena. No se puede negar, algunos automóviles son extremadamente sexys, las voces de algunos dioses, los ojos, el estilo, increíblemente hasta la forma de fumar de algunos, es una característica propia de lo bello, evocador y que nos quita el aliento por un momento.

Vulcano es poseedor de una manos hipersexys, cuando combina bien su ropa y usa sus relojes de marca para resaltar lo estético de esas manos eso, también lo es. Aprender qué se nos ve bien y ser pulcros, para atraer miradas, ¿porque no?, todos tenemos derecho a ser observados y elevar nuestra autoestima.

Sensual: Este ya es todo un concepto bastante amplio y aquí me quiero detener porque no es fácil de dimensionar; por todo lo que abarca y lo que comunica. Sensual es lo que hace que una persona no se te salga de la cabeza, es la cuota inicial del enamoramiento, lo que construye relaciones duraderas, adultas, centradas y apasionadas (Con sentido):

  • Actitud frente a la vida: No te acuestes, o por lo menos no te enamores, de un pesimista. El ser sensual nunca se da por vencido, tiene claro que su principal conquista es la vida y la independencia en todo sentido, así que, trabajará  arduamente por ello, jamás lo verás achacándole la culpa de sus fracasos a los demás; por el contrario, aprende positivamente de sus desiluciones, eso es sabiduría y  hace a alguien irresistible. ¿Porqué?, porque independientemente de que sea affair o un proyecto más serio; sabrás que luchará por llevar a feliz término todo lo necesario para llegar a la meta, bien sea, la cama o el altar.
  • Seguridad en sí mismo: Es una cualidad que solo el tiempo moldea, lograr ser quien se es; en cualquier circunstancia, entender por ejemplo un NO por respuesta, requiere de mucho autoamor. Seguridad no quiere decir despotismo, ni elevación exponencial del ego. También es saber, con entereza,  que se poseen limitaciones y defectos, e incluso reconocer en los otros sus cualidades con humildad. Esta característica está fundida también con el autocontrol: si, eso que nos mantiene en nuestro sitio; no mostrar el hambre y guardar las proporciones de una cita por ejemplo.
  • Sensibilidad Centrada: Saber escoger nuestros estados de ánimo y proyectarlos de manera constructiva, un hombre sensual se permite llorar; pero con altura. Esto habla muy bien de como funcionan por dentro todas sus fibras y del espacio que se permite a sí mismo de desahogarse cuando experimenta tristeza, frustración o rabia.
  • Comunicación: Expresarse bien, es tal vez la cualidad más caliente que pueda tener una persona; saber escuchar, que las charlas no sean un monólogo interminable de una de las partes;  sino un ir y venir de impresiones que lo dejen a uno transportado. Saber comunicar también es: tener una buena capacidad de síntesis, elegir las palabras adecuadas, un léxico cercano a lo impecable, pero que en un momento dado también denote emoción y adrenalina, permitiéndose expresiones que inviten al deseo.
  • Conocimiento:  Un ser humano que se edifica siempre tendrá si la opción de enriquecer sus conocimientos. Ya sé que en varias oportunidades he sonado un poco déspota al decir que no convivo con plebeyos en la cama y puede que si suene discriminatorio, pero la verdad, como diosa tengo derecho a reservarme el derecho de admisión y fijar mis parámetros. Una persona educada siempre será un bocatto di cardinale, que rico es tener mucho de que hablar, que rico es aprender con alguien preparado en su área de interés. Me encantan los dioses que derrochan seguridad y conocimiento, eso me pone a mil, me excita y me reta. Soy supremamente frágil ante el poder que ostenta quien tiene algo para aportar en mi vida y sin aquivocos tengo claro que después de tanto personaje así como lo describo, ¡el plebeyo ya no aguanta!… ni para el desvare.

En definitiva, podríamos agrupar todas estas características en la expresión “ser INTERESANTE” por tanto, sensualidad es un concepto integral un paquete completo, cuyas características conjugadas se convierten en irresistible magia.

Valga decir, que toda persona sensual, también sabe ser sexy y utiliza todos los recursos a su alcance para proyectar la mejor versión de sí mismo. Incluso, es posible que en principio, una persona sensual no te agrade a primera vista -aun siendo muy afín a ti- porque alguien sensual te confronta con las bases de tus mismos gustos, te cuestiona, te hace madurar eróticamente, te invita a un descubrimiento mutuo, tornando la conquista en algo apasionante y lleno de adrenalina. De allí que la magia a la cual me referiero se base en encontrar poco a poco todas esas características que son garantía y propias del arte de seducir.

No me voy a despachar en explicaciones de mi ausencia, así que queridos se les piensa un montón, no olviden seguirme.

 

Estepost fue publicado recientemente en la revista ArtErotik [http://www.revistaerotik.com.co/ediciones/edicion12/Edicion12.htm] no se la pierdan tiene muchas cosas interesantes! Un beso.

VENUS

Posted in El Mundo de V&A, Reflexiones cotidianas Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , ,

septiembre 21st, 2016 by V & A

Si, detesto lo básico. No creo que el homo sapiens haya llegado a semejante estado evolutivo para ser tan inmediatista en temas de erotismo, ni siquiera se trata de sentimientos. Darle un renovado significado a nuestros encuentros sexuales es de lo que en verdad se trata todo esto, encuentros en donde ninguno de los participantes en la cena del erotismo, esté allí porque tocó, porque lo obligaron o lo acorralaron, es decir; que haga de la desventaja y el sacrificio su religión, por eso, propongo convocar siempre el Con-S!

No hay en el mundo nada más triste, que toparse con alguien que escape la magia erótica para darle cabida a la obligaciòn, que incómodo escuchar a hombres y mujeres que abandonaron el sentido de la plenitud sexual, para cumplir con un instinto o un deber para con su pareja. El sexo debe ser una faceta de nuestra vida para ejercer libremente, con todos nuestros sentidos puestos en ello. Conectarnos con nuestros deseos, es tal vez, la gran empresa que nos plantea el desarrollo pleno de nuestra sexualidad.

Atrás quedaron la épocas en que “Copular” era un mandato divino encaminada o la procreación de la especie, hoy tenemos claro que así no deseemos descendencia, es bueno disfrutar del placer sexual por lo que representa en términos de salud, plenitud y autoconocimiento.

Entonces, ¿porqué nos empeñamos en que las relaciones sexuales, no se disitingan de lo que experimenta un animal en calor?, con ganas de desfogar unos instintos que él mismo no comprende.

Mi propuesta es la siguiente: seamos…

(1) Conscientes de nuestra sexualidad: Identifiquemos nuestros deseos y prioridades eróticas, antes de salir a esparcir sin foco nuestras hormonas por el mundo. Conozcamos nuestro cuerpo, nuestros gustos, nuestras fantasías y seamos realistas en cuanto a lo que esperamos.

(2) Tengamos una sexualidad Con-sentido es decir que tenga un norte, un objetivo claro y que tenga coherencia en los siguientes aspectos:

-sentido de libertad
-sentido de pasión
-sentido de autoestima
-sentido de diversión

(3) Luego de que tenemos la ruta clara y despejada no hay nada mejor que darnos a la tarea, sintiéndonos queridos, de allí que la sexualidad debe estar inmersa en el Con-sentimiento. No hay nada más rico que sentirse mimado. Incluso, porque no, auto mimarse es también esta dentro del menú. Cocinemos el mejor postre dulce y suave, con el ingrediente mágico del sentimiento y el romanticismo, cuando hablo de esto no estoy limitando nuestros encuentros sexuales al amor de pareja, abramos nuestra mente también se puede sentir un grado de cariño por un amante furtivo, pero sobre todo, que prime el amor hacia consigo mismo.

Cuando estamos conectados con nuestra infancia somos consentidos, eso nos libera, porque al permitirnos esos caprichitos de niños volvemos a nuestra esencia y nos reencontramos. Estoy convencida de que los mejores amantes, siempre tienen un niño interior al cual le permiten jugar, apapachar y mimar.

(4) Finalmente, pero no menos importante: Consensuado, lo que quiero significar con esto, es que el sexo es de dos, por lo tanto, debe haber consenso mutuo como mínimo en lo siguientes ítems:

Que ambos estén de acuerdo en cómo cuándo y dónde.
Que sientan una conexión emocional no necesariamente amorosa, pero por lo menos amistosa (cierto grado de admiración mutua puede hacer una buena empatía).
Ser condescendientes, considerar al otro en sus dimensiones existenciales y por tanto disculpar pequeños detalles intrascendentes y humanos.
Que la aventura sea una construcciòn mutua y no una imposiciòn unilateral, manipulada o peor como un favor a cambio de algo.
Que se den espacio para que, de pronto, el encuentro no termine en una faena sexual, pero que se disfrute de los múltiples placeres de la compañia del otro.

Estas son las 4 “S” necesarias, son las “S” que potencian el placer unido al sentimiento, la sinceridad y el raciocinio. “S’s”, como 4 son las letras de la palabra SEXO.

Si me están leyendo es porque ya perdonaron mi ausencia , gracias ! la verdad siempre estoy pensando en los contenidos del blog y el enfoque del mismo. Mi corazón está creando constantemente asi que pronto tendrán una sorpresa en YOUTUBE con todo mi cariño, estoy trabajando en ello.

Un beso y si me extrañaron por favor comenten, que no me muera yo sin saber lo que les pasa por la mente.

Venus

Posted in El Mundo de V&A, Reflexiones cotidianas Tagged with: , , , , , , , , , ,

agosto 19th, 2016 by V & A

Por: Venus

Hoy me tomé un tinto con unas amigas, ex compañeras de trabajo a las que aprecio mucho, ellas me conocen (Venus) y disfrutan de mis apuntes y mis expresiones descaradas en torno a temas de la sexualidad, porque además soy supremamente expresiva en estas charlas, ojalá aquí logre transmitirles algo de esto. ¿Porqué será que cuando empiezas a hablar francamente de sexo te vuelves más suspicaz en cuanto a las dinámicas socio-laborales -sexuales? … ahhhh? SI, eso, a todo lo lo que acontece en el ámbito del trabajo y que por pequeñas señales vislumbras que se está moviendo subterráneamente entre sábanas. 

Hablábamos de alguna conocida que de repente, sin motivo ni razón aparente, ha cambiado de piel, se ha convertido en una persona déspota, que falta a la amistad y a la lealtad; sin aviso previo y luego de haber sido una compañera de trabajo a la que se apreciaba, resulta siendo lo que podríamos llamar una “hembra prepotente”, la naturaleza femenina es salvaje, eso lo sabemos, pero cambiar las cualidades del compañerismo y la camaradería por un memé ultra convencido y despreciable solo puede tener una razón, que evidencié luego de escuchar ciertos detalles que mis amigas proferian respecto a esta conocida …SI, es obvio ella se está acostando con su jefe!, o está muy cerca de hacerlo, si le damos el beneficio de la duda. No soy quien para juzgar a nadie, de allí, que si el jefe, en este u otros casos similares, es casado, divorciado, padre soltero o lo que sea, me tiene sin cuidado, el punto de mi charla con ellas, el motivo de mi asombro y desilusión y la inspiración de este post esta en el hecho de que el dicho “nunca terminas de conocer a las personas” toma mucha vigencia en estos casos. Está bien tener un compañero sexual, el que sea, porque la atracción no sabe de convencionalismos sociales, pero cuando el haber logrado  conquistar – hasta llevar a la cama- a un superior jerárquico, se asienta en la cabeza de una mujer o un hombre para dictaminar que ahora ella/él y sus hormonas son superiores a las del resto de la humanidad, ya el asunto empieza a tornarse un tanto oscuro, mórbido y hasta ridículo.

Aqui solo algunos de los casos que he visto durante mi vida laboral y que ilustran el tema en toda su dimensión:

  • Un hombre de un cargo medio, no muy agraciado resulta saliendo con una de sus subalternas más hermosas, como ambos son solteros esta relación la pueden llevar abiertamente y sin restricciones, desafortunadamente la inteligencia emocional de ambos deja mucho que desear; las peleas se vuelven recurrentes, con celos que vienen y van, compañeros de trabajo alrededor desesperados de ver los dramas que protagonizan esta pareja explosiva…ahhh y el colmo final: esta dupla se convence de que están inmersos en un cuento de hadas los hermanos Grimm, en  el  cual, todos los demás compañeros de trabajo tienen que cumplir la labor del villano que para el caso es desunir ese “amor puro y sublime” que se los une (deberían pasar ese guión a una productora de televisión mejor).
  • Una mujer de mediana edad que ostenta un cargo de gerencia resulta saliendo con un subalterno mucho menor que ella y empieza a tornarse en una femina con visos de resentimiento y paranoia hacia las demás mujeres jóvenes a su cargo, obviamente, por considerarlas competencia frente a su logrado “Colágeno”; con malos tratos, desaprobación constante y humillaciones este grupo de trabajo se conviertirá escalonadamente en un bochornoso campo de batalla, en donde la criticadera y el odio serán las granadas que se lanzarán sin discriminación entre unas y otras, sin posibilidad siquiera de conocer la delimitación de los terrenos de batalla, cada una actuará como espía y como combatiente al mismo tiempo: <<bienvenidas al infierno!>> porque de allí no saldrá nadie bien librado.
  • Un profesional comprometido o casado, no logra frenar la tentación de invitar y finalmente seducir a una compañera de trabajo joven y linda, convirtiéndola finalmente en su amante, el asunto se torna tortuoso, a pesar de que él sabe que esta relación se basa en lo netamente sexual, ella se empieza a hacer esperanzas infundadas al pensar que él dejara su hogar para empezar nuevamente con ella. Los reclamos, cada vez que él anuncia que aquello jamás sucederá pasan del terreno de la clandestinidad, al ascensor, al pasillo, luego a la cafetería y finalmente toda una organización tendra que ser testigo de una escena en donde cada empleado se verá en la necesidad de atrincherarse en alguno de los dos bandos para sentirse un tanto resguardado.  
  • Una chica simpatica, sexy e inteligente logra ser contratada en una empresa por recomendación de un amigo de su familia que labora allí, es uno de sus primeros trabajos para ganar experiencia profesional. Arriba a trabajar de la forma más modesta y humilde, fácilmente hace amigos que la aprecian, con los que bebe los viernes y se divierte. De repente da un vuelco y se mete con uno de los directores de la empresa, empieza a despreciar a sus otrora compañeros e incluso los mira como si fueran inferiores a ella, perdiendo absolutamente toda la humildad, así que, cuando el amigo de la familia llama a pedirle algún favor menor ella olvida totalmente porque está allí sentada y es grosera con él al sentirse respaldada por su nuevo y poderoso amante.

Se que algunos, si no es que todos estos casos les sonarán familiares, incluso existen cargos de gran poder como ministerios, vicepresidencias, gerencias públicas y otros que sabemos que se sortean en la cama, son esos secretos a voces que hacen parte de la informalidad del sexo en las dinámicas sociales y politicas. Aunque siempre sostengo que el sexo debe ser una faceta muy importante en nuestras vidas, en lo posible, procuremos que nuestro trabajo esté aislado de la tensión sexual; pero si definitivamente, las hormonas nos ganan la partida y no hay oportunidad de conocer a alguien en otro contexto de la vida, no olvidemos quienes somos, de dónde venimos y quienes han sido nuestros fieles amigos desde siempre.

Si el sexo es realmente tan bueno con este compañero de trabajo que se refleje en que te conviertas en una mejor persona, claro que existen los affairs laborales bien llevados (ver:Un nuevo empleo y un dios etéreo), pero tengamos en cuenta que estas aventuras e incluso los cargos laborales tienen límite (nadie es indispensable) y cuando ese término llegue es posible que voltees la vista para encontrarte absolutamente sol@, sin que te inviten a los convites, ya no confíen en ti … y te verás obligado a escribir el FIN de la telenovela con algún viso de cargo de conciencia, porque fuiste injusto, no con tus ex amigos, ellos estan bien y tomando cerveza felices en la tienda de la esquina, sino con tigo mismo… no cambies un buen clima laboral por una revolcada más, finalmente te pagan es por trabajar no por tus conquistas y tu desempeño sexual.

Un besito para todos los que se tomaron el tiempo de leer este post, si este tema les sonó familiar no duden en comentar, les recuerdo que siempre será anónimo y que recibirán una respuesta de mi parte.  

Venus

Posted in El Mundo de V&A, Reflexiones cotidianas, Uncategorized Tagged with: , , , , , , , , , ,

julio 15th, 2016 by V & A

Por:  Venus  

No solo Cenicienta, Blancanieves y la Bella Durmiente  nos dañaron la cabeza, tal resulta que esas princesas salieron de los libros y reencarnaron en mujeres que nunca logré conocer pero cuyos referentes estaban por ahí; difusos y un tanto ambiguos:

° ¿Quien no se topó con el despecho de un guapo muchacho que era incapaz de enamorarse de nuevo porque una de estas heroínas tenía su corazón cautivo y destrozado?

° Quien no escucho expresiones como “él será así: mujeriego y desjuiciado, hasta que llegue una mujer que lo ponga en cintura”  (ver: del chico malo al dios erótico)

° Y más recientemente supimos de una historia sobre una casta virgen que cambió a un experimentadisimo, viciado y adinerado hombre de negocios … (Lo siento Afrodita, aunque reconozco que algunas escenas individualmente consideradas son excitantes, no lo siento así con todo el contexto y sus implicaciones machistas)

Recuerden que mi relación con el mundo masculino fue un poco difícil al principio. Pero, últimamente he estado pensando que, aparte del colegio de monjas lo que me aterraba para socializar con lo varones era no estar a la altura de esas heroínas mágicas de las que me hablaban, esas que tenían un arma secreta para pasar a la historia de un hombre y ser por siempre recordadas y además … invictas porque tal como contaba la leyenda eran mujeres que guardaban su virginidad, como si esa eterna castidad fuese la fórmula mágica para “enloquecer a cualquiera” eternamente.

Todavía no logro definir bien a esa Heroína inalcanzable, pero tal vez es el producto de ese enorme miedo que tenemos a no ser suficientemente «buenas» a esos cuestionamientos que nos hacemos en torno a la sublimización del amor en torno a la perfección, castidad y bondad de la mujer como única garante de la perpetuidad de los sentimientos puros de su pareja.

Así que me pase al otro lado muy pronto; busque prontamente, por iniciativa y capricho propios la pérdida de mi “virtud” (dejando de ser una diosa perfecta) arriesgan dome a sabiendas de que no sería ya digna de ser esa heroína pudorosa y …. por tanto ya nadie se enamoraría perdidamente de mi, porque definitivamente soy muy afín al sexo y eso no se puede, ni se debe ocultar, he buscado mi propia satisfacción y la he asumido, jamás he pensado que “lo estoy dando” que jartera ese plan de sumisión y entrega … para mi y mi conciencia realmente no funciona!

Luego, al mito se le agrego algo de esoterismo, bajo esa visión, ellas eran mujeres que recurrían a la magia negra para atrapar a los hombres que perdían la voluntad ante ellas, se ha dicho mucho en ese aspecto y no se, esto tal vez reafirma que quienes caen en tan mágicas redes son solamente seres con poca voluntad, poco realistas y sin visión clara frente a su futuro. Por cierto, existe la creencia intrincada de que además ciertas zonas del país están pobladas por estas damiselas que recurren a la hechicería para atraer el amor, son además conocidas por tener un recio carácter, y me pregunto, ¿que tan auténtico puede ser tener que recurrir a ese tipo de artimañas para doblegar la voluntad de un hombre?

La vida transcurrio y empecé a conocer el género masculino mucho mejor, empecé a tener buenos amigos hombres como Mercurio y luego otros tantos en la universidad, de repente perdí el pudor frente al tema de la Heroína y empecé a preguntar sobre su existencia real y Ohhh sorpresa!, ellos no tenían ni idea de lo que les estaba hablando..

°»¿Una mujer virgen que está diseñada solo para hacerte perder la cabeza? … Venus de donde sacas todo eso?»

° «¿Que? que voy a “cambiar mi esencia” por una mujer casta? Olvídalo!!»

° «Pues tusas he tenido y varias claro, como tu supongo, pero perder la identidad y mi juventud por alguien como la describes no es factible»

Solo alguna vez y mucho tiempo después, ante la pregunta de ¿Qué buscas en una mujer ? alguien me dijo: No me importa que sea buena en la cama, la verdad, Busco lo más parecido a mi mamá.

Así que el mito cambió un poco pero se reafirmó de alguna forma.. “aja es la imagen materna lo que buscan!” …. acto seguido quede perpleja y pensé: “ok, no soy madre y mi personalidad dista mucho de ser maternal!. Venus, estas condenada al desamor así que más vale que disfrutes del sexo como te gusta y los uses a ellos como fuente de placer” … después conocí a un Alien jajaja creanme no es de este mundo; Vulcano fue sincero desde el principio no me oculto nada de su pasado y yo tampoco, estábamos viviendo el mismo proceso de sinceridad frente a la vida y entonces en nuestras múltiples charlas sobre relaciones un día le pregunte divertida:

-¿Es cierto que ustedes buscan una mujer parecida a su mama?, te lo digo porque la verdad mmm me parezco tan poco a la tuya … esto es lo que soy no hay más!- y su respuesta fue impecable

-Venus, si lo que más me gusta de ti es que eres diferente de la gran mayoría de mujeres que he conocido, me aportas en tantos sentidos, mi mamá esta ahí para eso: para ser mi mamá , no busco que alguien más supla ese papel, además sabes que dentro de mis prioridades el sexo ocupa más del 50% de una relación

-dejemoslo en el 60% OK?- le respondí

En algún lugar del mundo deben estar … porque,  ¿como es posible que haya creído tanto tiempo en ellas?, ¿a que estarán jugando ahora?. El amor cambia con la edad eso es claro y además supongo que ellas ya tuvieron que ceder su tesoro bendito de castidad, tal vez algunas de ellas ya se dieron cuenta que el sexo no es tan malo y que no se trata de hacer sufrir al género masculino en su conjunto… a todas estas, ¿de que se estarían vengando?, tal vez, muchas otras de ellas, si existen, siguen manipulando como única forma de sacar de su compostura a los hombres y lograr dramas telenovelescos, ya no será con el tema de la virginidad seguro, pero debe haber algo con lo que puedan hacerlo: hijos, dinero, el pasado, victimización…

Así que las princesas de los cuentos de hadas están bien allá, en los cuentos, entre las páginas de unos escritos antiguos y un poco mandados a recoger,  porque la realidad es que el  “fueron felices para siempre” es solo un cliché que si no se construye con una dosis diaria de pasión aterrizada y equilibrada es muy complicado de cumplir!

Yo Prefiero la complicidad a la manipulación porque esta última es lo que hace que se de el aterrador y afamado paso del amor al desamor (odio), o me equivoco Vulcano y su pandilla de dioses? … yo a ustedes los quiero como son: rebeldes y reales, no podre ser la heroína virtuosa pero soy la diosa …lujuriosa!

Aviso del Olimpo: Estoy publicando lo poemas del dios del Viento CORUS en Google+, pueden visitar este link: https://plus.google.com/u/0/b/110093442197278079974/collection/Q4dJ0 y disfrutarlos con un buen vino, no se van a arrepentir.

Venus  

Posted in El Mundo de V&A, Reflexiones cotidianas Tagged with: , , , , , , , , , , ,

junio 10th, 2016 by V & A

Por : Venus

Viene de:  El Lado Oscuro de Hércules … y Venus 

El miércoles transcurrio sin novedad, Plutón tuvo una cita con el sastre y ese día no se comportó como el demonio del inframundo, sino como todo un caballero.

Hércules envío un mensaje en el que ldecia “me muero por verte hoy Venus,aprovecha que hoy está de buenas… encargate de que Plutón tome bastante vino al almuerzo”. La diosa asumio la tarea, administrando ampliamente los Frutos de Baco y tomando ventaja del buen humor de Plutón, sonriendo sin cesar de pensar en la fuerza erótica que Hércules ejercia sobre ella y de todo lo que estaba sucediendo.

A las 5:45 Plutón declaró estar cansado y un tanto alicorado, acto seguido se despidio de Venus con un  “Muñeca, hoy fue un dia atareado, ¡te dejo! ten una buena noche” (todo según el plan) Venus se despide y piensa -Al fin libre-,  para mayor tranquilidad llamo a Orfeo que estaba ensayando con la banda y en medio de la cacofonía de instrumentos que escuchaba de fondo le dijo “tengo un evento, me demoro”, “ok” replica Orfeo.


4c3732ae403daa6a4ce48160371b45c1

Citó a Hércules enviándole las coordenadas del café, sabia a ciencia cierta que seria la primera en llegar al lugar, la última vez que habia esperado a alguien fue varios años atrás, en el pregrado, aguardó por Caleus dos horas para finalmente darse cuenta que tener un novio al que debía esperar largamente, bajo un torrencial aguacero, sintiéndose en un papel más propio de el varón en esa realción no era lo suyo. Pero esta vez era diferente, ahora estaba allí con ansias, esperando a Hércules sin inseguridades, con la total convicción de que él llegaria allií, aunque, a pesar de su seguridad tenia los nervios rondandola.

Se sentó y pidio un capuchino, clavó la mirada en la puerta de entrada, sentía una mezcla de vértigo, excitación y deseo que la hacían poner pálida, así que se dispuso a mirarse al espejo para poder constatarlo, abrio su bolso para armarse de un espejo, se observó por un segundo y se dio cuenta que el color de la piel era el adecuado pero le falta sonreír para verse mucho mejor, menos expectante y al estar en la tarea de forzar una sonrisa escucha: “¿para que el espejo?, si siempre estas muy guapa”, subio la mirada y Hércules esta parado frente a ella observándola como pocas veces podía hacerlo, sin prevenciones ni temores. Ella mostró chispas en sus ojos marrón y le dijo “llegue a pensar que de pronto no pudieras venir”, él se acercó y se sentó al lado suyo.

Ya no podian esperar más, asi que ella alargó su mano y la posó en el cuello de Hercules, mientras él se acomodó atrayendola de la cintura. Un explosivo primer beso es todo, es descubrir todo un mundo -besaba mejor de lo que había soñado- era evidente que se estaban reconociendo, se olfateaban, se sentian, se mordian lo labios, no sabian donde poner sus manos, no podian parar, por primera vez tenian la libertad de abarcar al otro. Para cualquier espectador la escena debería estar cargada de muchísimo morbo, menos mal la cafetería no estaba muy llena y quienes la frecuentaban eran jóvenes, Venus sabía lo que hacía. Hercules deslizó disimuladamente sus manos bajo la chaqueta de Venus y retrajó la blusa con los dedos tocando brevemente la piel de su cintura, ella experimentó un vertigo tal que sintió que podia desmayarse, sentia que esos roces eran electricos y cada poro de su cuerpo se puso alerta, él se acercó a su oído y susurró:

– Así imaginaba tus besos, asi imaginaba tu piel, como me gustas, ¿qué está pasando?

– Hércules, Me estoy quemando de ganas

– ¡Vamonos de aqui!, ¿sabes a donde?

– Por supuesto, soy la asistente, siempre tengo la logística preparada- anotó picaramente levantando las cejas.

Él sonrio y la condujó de la mano, pagarón la cuenta y se dirigieron a un Hostal cercano, de camino desviaron la conversación la conversación para disipar su ansiedad, Hércules le platicaba todo lo que debió hacer para salir de casa de Plutón, ella se diviertia con la historia e imaginaba a su jefe con su enorme miedo a estar solo; un hombre con tanto dinero, con tanta historia, que grita enérgicamente, que pelea con minotauros, con temor a lo más simple: ¡a sí mismo! no habia duda, el inframundo debia ser un lugar muy, muy triste.

Arribaron al lugar,  habia tanta adrenalina en el aire que ella no se puso a reparar en ningún detalle en absoluto, solo queria seguir explorando a Hércules y todo lo que la embriagaba. Entrarón y pidieron una habitación,  al entrar se volvieron a besar frenéticamente, jadeando su reprimida atracción, pero, a pesar de todas esas vibraciones que se aceleraban, del afán por sentirse cerca, Hercules respiro profundo, bajo el ritmo y con ambas manos sosteniendo las mejillas de Venus le dijo: “estar contigo preciosa nunca será producto de un apuro, no hemos hecho todo esto para solo quitarnos la ropa y ya”, “¿de donde has venido? ¿porque siento todo esto?” preguntó ella.

Se sentaron en la cama con las piernas recogidas uno frente al otro, como dos niños que van a jugar. Él empiezó a acariciar a  Venus muy , muy despacio como si estuviera inventariandola, dandose el espacio para conquistar cada rincón, ella sueltó los botones de la camisa de Hércules de igual forma, uno por uno observando su tez clara y rozando con sus dedos muy brevemente la piel de su pecho que asomaba en los bordes de la abotonadura.

-Nena, no olvides que esto no es pura arrechera, esto es un sueño que soñamos los dos, o ¿me equivoco?

– No te equivocas, no quiero dejar de sentirte, quisiera que este instante fuera eterno

– Te deseo desde que te vi y así no pareciera te abarque con todos mis sentidos, te visualice y sentí que el destino nos unía

– A mi me sucedio igual, solo pensaba ‘¿Quién es? necesito saber de él´

Cuando él finalmente retiró su blusa se detuvo a rozar sus senos por encima de la línea del sostén y los besó centimetro a centimetro. Ella se estremeció olfateandole el cabello, porque siempre ha creído que la esencia de los dioses se guarda en el olor de su cuello y su cabello, debe ser un olor dulce pero varonil al tiempo, debe poder fundirse con el tuyo, debe describir sutilmente que es lo que él valora en un encuentro sexual y Hércules era silvestre, como fresas y rocío, como canela y anís entremezclados a fuego lento, en una infusión que podía curarlo todo especialmente la tristeza y la frustración, lenta y delicadamente ella observaba como la varonilidad de Hercules iba en crescendo .

Terminaron de despojarse de la ropa así; controladamente y grabándose en la memoria cada rincón, cada sensación, cada roce, cada acorde de esa melodía compuesta de pequeños gemidos y ansias , con él no sintió pena de nada, por el contrario se sintió libre y dueña de sí, se sintió bella y única, especialmente cuando veía sus hermosos ojos avellana brillando de excitación o sentía la arrolladora energía de sus manos blancas recorriendola.

Cuando estuvieron desnudos se acostaron uno frente del otro de medio lado y se miraron a los ojos acariciando el contorno del otro:

-Hercules , ¿sabes que estoy con alguien? ¿cierto?- pregunta Venus 

-Si lo sé, jamás voy a preguntar por eso, no porque no me importes, sino porque no te invite aquí para cuestionarte, por el contrario quiero que seas la diosa que eres- Ella pudo prever que una lágrima iba a escapar de sus ojos y entonces lo abrazo para secarla sin que él se diera cuenta

Todo sucedió lentamente; el era blues, de esas melodías que se deleitan en cada nota, se permitían degustar esa armonía, no dejaron de mirarse a los ojos, olvidaron absolutamente todo, lo único que permaneció fue esa sensación que ella guardaba desde el lunes anterior cuando él le dijo descaradamente cuánto la deseaba, así que cuando Hércules se acomodo encima de ella, mirándola a los ojos y suavemente ingreso en el valle de su sexualidad fue natural,  pausado, consciente y como ella llevaba dos días extasiada y contenida tuvo inmediatamente un primer orgasmo que fue como un escalofrío estremecedor, que se evidencio porque tembló, abrazo fuerte a Hércules y sus entrañas también lo apretaron porque al igual que su mente su esencia quería grabarselo todo: el perfume, las formas y las texturas de Hércules.

– Estas bien ? – preguntó  Hércules

– estoy muuuy bien – exhala envuelta de placer

– Y ademas estas muy húmeda, pensaba que tu aroma era lo máximo, y no, tu aroma de ahora ¡si que lo es!

– ¿Que voy a hacer para no enamorarme de ti? 

-No hagas nada, solo se quien quieres ser, la Venus que me pone volar, cuyas feromonas me enloquecen

Ese fue solo el principio, porque luego se libro un contrapunteo de roces, de rafagas de besos de todos los calibres y apuntados a todos los flancos; al cuello, al pecho, a la cintura, la entrepierna… y directo al corazón. MIentras los poros exaltados sentían un escalofrío de éxtasis total, con sus cuerpos entrelazados de todas las formas posibles, se observaron sinceramente como infantes descubriendo un paraíso inexplorado, allí no habrian mentiras, todo se dijo, desde el “me gustas” hasta “aahhhh Hercules estoy a punto de llegar y siento que voy a desfallecer”, esto sucede justo en un momento en el que Venus se encontraba sentada encima rodeando la cintura del semidios con sus gráciles y largas piernas,  mientras él, abarcaba firmemente sus caderas y nalgas con ambas manos,  mirándola hacia arriba y exhibiendo una expresión de lujuria, una expresión indescriptible e imborrable a la vez, caracterizada por unos ojos chispeantes y una boca entreabierta de donde sobresale su lengua inmóvil con la que ella misma se roza la quijada y el cuello. Sus senos estaban a la altura de los hombros de Hércules y desde allí hasta su sexo cada milímetro adherido al varonil cuerpo de esta deseable deidad, ambos alcanzan el clímax de sus refrenados deseos experimentando oleadas sofocantes de calor al no tener más remedio que acelerar el ritmo frenético de ese cortejo erótico apacible y pausado que iniciaron minutos atrás, no solo sientió calambres en las piernas, todo en ella se estremecio a tal punto que intentó gritar pero su cuerpo no se lo permitió, su ojos se abrieron de par en par y sus pupilas se dilataron porque por un segundo perdio la visión, acto seguido se escucho un gemido de Hércules y apretó copiosamente con sus manos las caderas de Venus, tan fuerte y contundente como la forma en que la llenaba una y otra vez, finalmente llegó al éxtasis exclamando entrecortadamente “¡Todo en ti me produce orgasmos!»

Nunca se sintió más sensual que cuando estuvo con Hércules por primera vez , el color de su cabello representaba el calor que Venus sentía por dentro y ya no podía dejar de pensar en él y amaba todo lo suyo: su voz , su sonrisa y hasta su aroma a marlboro light -lo único que tenía en común con Plutón-, la clandestinidad y la conquista diaria. Era el semidiós más auténtico, libre y apasionado que había conocido y era un poco menor que ella, esto le importaba muy poco, incluso a decir verdad también  la excitaba.

Les anuncio que hay otra parte de esta historia en remojo ….Porfavor comenten, es anónimo y gratis 🙂 ponganse el nombre que quieran !

Venus

Codigo Cronologico: JC12III

Hercules En la mitología clásica, Hércules, llamado Heracles por los griegos, era un héroe hijo del dios Júpiter y de la mortal Alcmena una reina mortal, hijo adoptivo de Anfitrión y bisnieto de Perseo por la línea materna.5 Recibió al nacer el nombre de Alceo o Alcides, en honor a su abuelo Alceo (Ἀλκαῖος, Alkaios);6 si bien esta misma palabra evoca la idea de fortaleza (griego άλκή). Fue en su edad adulta cuando recibió el nombre con que se lo conoce, impuesto por Apolo, a través de la Pitia, para indicar su condición de servidor de la diosa Hera.7 En Roma, así como en Europa Occidental, es más conocido como Hércules y algunos emperadores romanos ―entre ellos Cómodo y Maximiano― se identificaron con su figura

Morta en la mitología romana, la tercera de las tres Parcas romanas. Determina la muerte de las personas; es quien corta el hilo de cada una de las vidas humanas. Se relaciona con la concepción romana del destino de la mitología griega, las Moiras. Su padre es el dios de la noche (Júpiter) y su madre la diosa de la oscuridad, Nox. En la mitología griega corresponde a Átropos.

Los romanos identificaron las Parcas con las Moiras griegas (hijas de Zeus y Temis), también las llamaron la tría Fata, las tres hadas o los tres destinos, representando Nona el nacimiento, Décima el matrimonio y Morta la muerte.

Plutón Dios de los infiernos y de la riqueza (Hades en la mitología griega).

Orfeo (en griego Ὀρφεύς) es un personaje de la mitología griega. Según los relatos, cuando tocaba su lira, los hombres se reunían para oírlo y hacer descansar sus almas. Así enamoró a la bella Eurídice y logró dormir al terrible Cerbero cuando bajó al inframundo a intentar resucitarla. Orfeo era de origen tracio; en su honor se desarrollaron los Misterios Órficos, rituales de contenido poco conocido. La versiòn màs completa del mito de Orfeo y Euridice se encuentra en la poesía latina, Orfeo aparece en el libro cuarto de las Geórgicas de Virgilio un poeta romano, autor de la Eneida, las Bucólicas y las Geórgicas.

Posted in Historias Divinas y Sensuales de V&A, Las Crónicas de Venus Tagged with: , , , , , , , , , ,

mayo 21st, 2016 by V & A

Este post está escrito a propósito de nuestro primer taller (inscribirte aquí antes del 16 de junio) . 

por Afrodita.

Gracias al temor que sentimos de quedarnos solos en algún momento de nuestra vida, de una u otra manera nos hemos visto obligados a mentir y lo que es peor, mentirnos a nosotros mismos; es por tanto que, muchas veces nos sometemos a situaciones o relaciones que no nos agradan, con tal de seguir un patrón cultural y social; y así evitar el señalamiento colectivo.

Colombia, así como gran parte de América Latina, no es ajena a este tema, ya que ha vivido con el yugo del machismo impuesto por la sociedad, heredado generación tras generación, siendo en ocasiones, las mismas mujeres quienes fomentan esto. Muchas de ellas dispuestas a servir, de modo que aveces prefieren, someterse y ser tratadas como un objeto sexual; sin embargo es importante también no dejar de lado el feminismo radical o el feminismo mal interpretado por aquellas que de cierta manera se sienten oprimidas o agobiadas, y que de algún modo, ven al género masculino como una amenaza para su entorno… creo que todo debe tener su propio equilibrio en la balanza.

Día tras día, nos debatimos entre relaciones que nos agobian y en tal sentido, en ocasiones nos hemos atrevido a cuestionar o señalar diferentes situaciones, que la sociedad nos ha puesto en el inconsciente colectivo de manera determinada. Por ejemplo, si un hombre no se casa, o es homosexual o un verdadero promiscuo. Y en el caso de las mujeres no es diferente, o es lesbiana, poco mujer o una vagabunda.

Nos hemos pasado toda la vida buscando la aceptación por parte de otros para encajar socialmente, tanto que, nos olvidamos de nuestra verdadera esencia, nuestro “YO” interior. Es por tanto, que a diario nos encontramos con miles de familias que demuestran una perfección inexistente dentro de su núcleo. Pero si miramos al interior de estas, nos podemos preguntar realmente ¿qué tan felices son? Si en muchos casos, tanto mamá como papá, duermen en camas separadas, o incluso en habitaciones distintas. Con una comunicación completamente fracturada y en ocasiones, con relaciones extramatrimoniales, de uno o de ambos, porque ya ni siquiera se soportan. Pero de alguna forma seguimos ahí, llenando esos vínculos de fachada y de rótulos, con el único propósito de aparentar e intentar sentirse mejor que los demás. Criando hijos de tal manera, que continuén con la tarea de aparentar lo que no son, donde a futuro puedan encajar en círculo social que se ha encargado de lo mismo, generaciones atrás. Y lo peor, golpeando, señalando, criticando y de algún modo, destruyendo a aquellos que se atreven a salir de su absurda zona de confort. Tal vez, porque se desea estar allí, justamente del otro lado de la barrera; pero el miedo se apodera de nosotros, nos acobarda y preferimos quedarnos exactamente donde la sociedad nos permite, para evitar cuestionamientos propios o ajenos.

¿Qué nos ha hecho tan desdichados, o querer vernos de esa manera? Con los años me he dado cuenta que cuando alguien intenta salirse del camino trazado o de la curva de la llamada “normalidad” dictaminada por las normas sociales, de manera inmediata los diferentes entes, llámense religión, sicología, familia sociedad y más.., actúan para poder “CORREGIR Y DE NUEVO ENCAMINARNOS POR LA VÍA, QUE DEBEMOS SEGUIR”, en lugar de ayudarnos a pensar en la forma en que podamos para alcanzar la libertad y ejercer con autonomía e independencia, no solo espiritual, económica, cognitiva y en tal sentido sexual.

Así mismo, nuestro caminar por la vida está ha estado dirigido a preocuparnos por lo que hacen los demás, antes que encaminarnos hacia lo realmente importante, ahondar en nuestro autoconocimiento. Es gracioso pensar en los orgasmos que nuestras parejas deben darnos, sin antes habernos regalado muchos más, para saber lo que realmente nos gusta. Es por tanto que, los individuos se casan, no para vivir y construir propósitos en pareja, sino para aparentar y pertenecer al selecto grupo de entes que encajan perfectamente, bajo los patrones del yugo y la falacia de una sociedad con doble moral.

Con todo lo dicho anteriormente, es necesario traer a colación el amplio y complejo campo de la sexualidad humana. Y debo decir que: La mayoría de las personas no se conocen puesto que NO saben dar ni recibir SEXO, de manera que, la exploración del mismo, está demarcada por los parámetros que dispone la sociedad, la iglesia o en el peor de los casos la pornografía. De igual forma, las tres producen taras sexuales, que en muchas ocasiones son difíciles de derrocar. Ya sea por falta de interés, por vergüenza o por el simple hecho de creer que ya tiene todo aprendido. Esto ocurre en hombres y mujeres, siendo los primeros, quienes incurren en mayor proporción, y esto se debe generalmente, a su lado machista y/o egocentrista. Para lo anterior quiero poner unos ejemplos concretos.

  • Santiago, quien es de ascendencia costeña y machista, a sus tan solo 8 años de edad, su padre, su abuelo y sus hermanos mayores le preguntaban acerca de ¿cuántas hembritas tenía?. al día de hoy él tiene su esposa con la que comparte la crianza de sus tres hijas, además de 5 mujeres fuera del matrimonio, a las cuales tiene engañadas, a quienes complace en la cama y algo económicamente, con la única defensa de sentirse el macho alfa.
  • Por otra parte, cuando Juanita tenía entre 8 y 10 años, fue descubierta por su madre mientras se masturbaba. Ella, con el afán propio que le dan los estigmas sociales, irrumpe explicándole a Juanita, las razones por las cuales no debe practicarlo y que bajo ninguna circunstancia debe repetirlo. Luego de 10 años, Juanita le niega a la sociedad que ella recurre casi a diario a la masturbación para proporcionarse placer, obvio no sin antes cerciorarse de que nadie la vea.
  • Por otra parte, en otro escenario, Carmen, quien fue testigo del maltrato físico y sicológico que su padre le dió a su madre; hoy en día Carmen es la que le propina golpes a su esposo, para asegurarse de que ella es quien manda en la casa.

Definitivamente esta sociedad se encuentra llena de paradigmas demarcados los cuales son objetos de ensayos que a su vez, terminan en la mayoría de casos, en un fatídico ERROR. De esta forma, lo que en ocasiones funciona bien para algunos individuos, no se puede proyectar a modo general, porque seguramente no funcionará en otros. Por ejemplo:

  • Carlos quien nunca antes había tenido alguna experiencia sexual, quiere proporcionarle placer a su novia, masturbándola, tal como lo ha visto en algunas películas porno o como según él, le han dicho sus amigos. Pero en su ingenuidad trata de hacerlo introduciendo sus dedos dentro de ella, como si fuera una batidora. Entre tanto Betty, su novia, desconoce el mundo de los orgasmos por falta de masturbación, puesto que toda su vida ha escuchado que solo las RAMERAS y las necesitadas lo hacen. En tal sentido, Betty finge disfrutar delante de Carlos  de estos movimientos. Pero en lugar de proporcionarle algo de placer, la alejan aún más del desconocido mundo del placer sexual. Carlos, convencido total de hacer bien lo que hace, lleva más de las mitad de su vida, masturbando de igual forma, a todas las mujeres que han pasado por su cama. Además de eso, todas ellas, sin las agallas suficientes para desmentirlo. Ya sea, por falta de identidad, miedo al qué dirán, o desconocimiento total de sí mismas.
  • En otro caso: María vive hace más de 10 años con su esposo, quien es un experto en finanzas. Ella por acuerdo de ambos, dejó su trabajo hace más de 5 años, para dedicarse al hogar. María es una mujer a la que le gusta leer temas de interés para mantenerse al día. Un dia cualquiera le comenta a su esposo que leyó acerca del famosísimo “squirt” del que últimamente han hablado mucho. Así que le propone hacerlo para experimentar. Durante días se disponen a practicarlo, con resultados fallidos porque él no le estimulaba de manera correcta su “punto G”. Tanto que ella muy esperanzada, se lo hace saber. Él con su posición de ejecutivo sabelotodo, la insulta, tildándola de “Ganosa y enferma sexual”, puesto que según Sebastian, su esposo, esas prácticas son de mujeres de la vida alegre y no de una señora casada y decente. Ahora María se masturba una y otra vez a escondidas de su marido, dándose placer a sí misma y obteniendo en pocos minutos, el deseado “squirt” que tantas mujeres anhelan probar.

En tal sentido, los ejemplos antes mencionados, son sólo un abrebocas de las múltiples historias que podría mencionar y todas ellas con un componente principal. LA DESINFORMACIÓN, LA IGNORANCIA Y LOS TABÚES.

Estas letras son una invitación a reflexionar acerca de lo que ocurre en nuestro caminar por la vida,  lo que queremos de ella, es un llamado a cuestionarnos sobre la influencia que ha tenido la sociedad, e indudablemente también la iglesia en cuanto a lo que es bueno o malo para nosotros y lo que esperamos de nuestra entorno erótico-sexual y amoroso. Llenarnos de argumentos es importante a la hora de tomar una decisión, madura. Y nunca, nunca juzgar sin tener conocimiento de causa. Construyamos relaciones a partir de su autosinceridad, autoconciencia y autoconocimiento, en el que la comunicación sea el ingrediente principal en nuestro diario vivir y el de nuestra pareja. De modo que, hablar de sexo de forma libre, abierta y transparente sea un claro reflejo de la confianza mutua. Porque si decidimos callar, seguiremos haciendo parte de la castración sexual de esta sociedad.

Un beso gigante para todos y en mi próximo post, esperen la segunda parte de Hermes (ver acá 1ª parte).

Con amor,

Afrodita

Posted in El Mundo de V&A, Historias Divinas y Sensuales de V&A, Las Faenas de Afrodita Tagged with: , , , , , , , , , ,

abril 1st, 2016 by V & A

Por Venus

Ella -Quiero verte llegar

Él – No, llega tu primero

Pocas veces me pongo a discernir sobre el orgasmo aunque debo confesar que describirlos en un relato es un reto bastante exigente. Tal vez, por eso hoy me encontré pensando en ese excitante momento a propósito de la publicación de uno de mis relatos y de conmemorar esos orgasmos llenos de magia, los que nos recuerdan que estamos vivos y a mi, personalmente me sirven de motor para seguir escribiendo este blog que tanto me apasiona.

El orgasmo es el objetivo y  el fin de la construcción misma del erotismo. Atrás quedaron esas épocas en que yo solía reprimirlos, en que sentirlos me generaba un desasosiego confuso y creía estar traicionando mi espíritu que debía preservar del pecado!. Luego, me encontré un poco alicorada sintiendo orgasmos sin vergüenzas y entonces esa puerta quedo abierta para siempre, ahora los celebró en nombre de mis dioses eroticos y como un homenaje a mi feminidad.. son en suma: UN TROFEO

No me pienso detener en la mejores tácticas para alcanzarlo con tips, ahí sí estoy convencida de que la llave mágica es particular para cada mujer, aunque puedan verse parecidas en principio, la exploración para encontrar esa llave es entonces muy importante en nuestro viaje al clímax. A mi, lo que me interesa son esos pocos segundo de éxtasis luego de haber realizado el recorrido completo desde el flirteo hasta la cama, esa explosión de placer que se torna infinito y sublime

Con el tiempo, nosotras entendemos que aunque a ellos – particularmente a los dioses- les guste proporcionarnos placer, el verdadero cometido está en recibir por parte de ellos una respuesta equivalente de placer, es decir, que alcancen también su propio orgasmo, que no nos dejen con las manos vacías y muy lejos de la estúpida batalla de géneros, estar sincronizados es realmente pensar en la satisfacción del otro; ni somos muñecas porno para que nos cabalguen encima hasta saciarse, ni tampoco ellos son vibradores de carne que deben taladrar rítmicamente hasta hacernos desfallecer. El punto está en la comunicación, en transmitirle al otro que está pasando por nuestro cuerpo, porque somos dueños de esas sensaciones y las conocemos!. Al otro le queda muy complicado adivinar qué está aconteciendo en nuestro interior y sin que sea una narración detallada cual comentarista deportivo un simple “estoy cerca” o “espera” es suficiente para que se entienda que ya se está en el terreno contrario a punto de realizar una anotación y así, de pronto, poder bajar o acelerar el ritmo para acortar distancias y hacer el pase que permita al compañero acercerse a la portería.

Voy a confesar por primera vez en mi vida mi máximo fetiche y espero que esto sea tomado con altura y sin amarillismo: AMO coleccionar en mi memoria expresiones de orgasmo de mis amantes! desde el consabido Ohhh, hasta los dientes apretados y los gritos de palabras soeces, eso exactamente es lo que viene a mi mente cada vez que escucho la palabra SEXO. Cada una de esas manifestaciones es particular y describe a cada dios en su dimensión más profunda; por eso, los más seguros de sí mismos se les escapa incluso una mala palabra, los más románticos contienen sus ansias para alargar en su mente lo que están experimentado, los que están rompiendo sus esquemas gritan descontrolados, los apasionados te miran a los ojos, los ardientes te estrujan para que entiendas en tus muslos o en tus senos lo que está pasando por su mente y su cuerpo, los perversos muerden o incluso aprietan tu cuello, mis favoritos exponen unas caras de malvados dignos de cualquier cuento de hadas (ver:queremos hombres que sean caballeros en la calle y unos chicos malos en la cama)… otros gimen, en fin! …. y luego, todos, ponen sus ojos en blanco y tiemblan, en ese momento es que la magia se gesta en donde uno toma las fotografías mentales del caso y se regocija independientemente de los sentimientos que son un condimento adicional, dejarlo ser lo que es y manifestarse espontáneamente. Es el instante en el cual la piel toma un nuevo sentido y vuelvo al punto de comunicar, por eso, un abrazo, un roce, un beso serán más valorados que un montón de preguntas que no vienen al caso: “te gusto?”, “habías sentido uno asi?”, “soy buen polvo?” bla bla bla ….. de allí, que muchas veces ellos prefieren vernos llegar primero, porque ya sosegadas y en estado de shock somos mucho más dulces y esto les da además la tranquilidad de que la meta la cruzamos y de que nos relevarán en el terreno de juego.

Cuando te das la libertad de hablar con un dios sobre el orgasmo, te das cuenta que para ellos -y contrario a lo que solemos generalizar de los hombres- vernos a nosotras alcanzarlo primero les llena el ego y esto les permite armarse de ganas para alcanzar el propio, es por eso que las musas, los buenos polvos en el mundo de las diosas, son las que se permiten a sí mismas tener orgasmos sin tantos compliques, dispuestas a compartir y comunicándose, libres, sintiéndolo todo sin restricciones.

Asi que permitámonos gozar a traves del otro; a veces me sucede que por alguno de esos recovecos de la feminidad que no comprendo, el orgasmo se me escapa y no lo logro, es decir, que llegó a estar en el terreno contrario pero no convierto el disparo acertadamente al arco, todos tenemos días así, a ellos claro que también les sucede y es comprensible, eso no quiere decir que no estén pasando un buen momento o que no sea un buen encuentro.

El orgasmo simultáneo si se puede lograr, pero la mayoría de las veces alguno lo alcanza primero, he desarrollado un sexto sentido que me permite algunas veces con una ligera señal saber las intenciones de hacer gol por parte de mi pareja  y ponerme al lado del arco para que el disparo sea conjunto.

Entonces, dejemos que él haga su gol con la conciencia de que eso nos hará sentir bien, seamos condescendientes, no lograr un orgasmo alguna vez no es motivo de frustración, ni el fin de nuestra carrera deportiva y démonos la oportunidad de que el partido quede a nuestro favor!, porque esto queridisim@s, no es una batalla de hombres vs mujeres, todo lo contrario, aquí estamos todos en el mismo equipo apoyándonos y enfrentando a un mal contrincante, pero que juega de local: el tabú, el aburrimiento y la falta de erotismo (la bobada). Seamos entonces compañeristas y hagámonos favores desde los camerinos, salgamos a la cancha confiando en los nuestros y haciendo buenos pases para que cada uno brille haciendo lo suyo y que se pueda corear el tan ansiado GOOOOL de cada estrella con gracia, virtuosismo y magia….

Que viva la COPA MUNDIAL DEL SEXO!!!

Un enorme beso para los dioses de orgasmos entregados, los que dejan todo en la cancha, los que construyen el olimpo, sin ustedes, nada de esto sería posible, con mucho cariño !

Venus

Posted in El Mundo de V&A Tagged with: , , , , , , , , , , , , ,

marzo 17th, 2016 by V & A

Afrodita: Venus, imaginate que tengo un amigo muy especial, es un muchacho joven y tiene una novia a la cual trata bien, como una diosa. Le da regalos le compra cosas que incluyen incluso regalitos subidos de tono: lenceria y demas, pero puedes creer que a ella no le gustan esos detalles? … lo trata mal y le custiestiona esa exploración erótica que él trata de hacer.

Venus: En serio?, noooo pero porque esa niña va a dañar a un dios potencial?, yo se que explorar la sexualidad es algo un poco complejo, pero creo que a ti y a mi nos tocaron épocas muchísimo más conservadoras ¿no crees?

A: Claro querida si en nuestra época la única información que teníamos para construir nuestro erotismo venía de una telenovelas chimbas en donde la protagonista era una virtuosisima virgen … haaa, lo mas fuerte fueron los Pecados de Ines de Hinojosa, esos si que causaron revuelta….. pero hoy la cosa ha cambiado, Shrek nos enseño que el bonito no es un compañero de vida y que además siempre le faltara “altura emocional”.

V: Si! en honor a la verdad yo si confieso haber estado perdida en algún momento en el laberinto del chico malo cuando era adolescente y con chico malo me refiero a aquel inepto en temas sentimentales que era el propio tumbalocas por la vía del machismo y del maltrato, el perro canequero cuyo logro máximo era quitarle la virginidad a cuanta mujer bonita del barrio, en cambio, quien nos llenaba de cariño y detalles pero de pronto no tenía la seguridad arrolladora del chico malo lo despreciamos, menos mal esa bobada me duró poco tiempo, porque es un poco incoherente decir “quiero alguien que cuide de mi” como la canción, para luego estar sufriendo por un tipo mentiroso y mañoso …. ahhh adolescencia salvaje!

A: Bien sabes que yo fui víctima de uno de esos especímenes (Ver: Afrodita y su primera vez) y la verdad es mejor tenerlos bien lejos. A menos que sepa uno exactamente a lo que se enfrenta. Claro está que, los muy descarados ponen carita de corderito, cuando son tremendos lobos hambrientos, en busca de su próxima víctima. Y en ese momento era yo la víctima de semejante espécimen. Que hoy en día me pongo a pensar y me digo; -Uy de por Dios, ¿De semejante bobo me pegue en aquel entonces? no hay derecho a ser tan tontaasss!.

V: Lo curioso es que algunas mujeres ya no tan jovencitas tratan mal a alguien que quiere experimentar cosas diferentes, pero que además les da siempre su lugar, que confía en ellas, las valora y las desea … pero luego se desviven por el recorrido “chico malo” con su mala reputación, siendo muy evidente a todas luces lo único que quiere es un momento de placer y pare de contar .

A: Ayyy Venus, tu sabes que en esta vida para todas y todos, hay gustos. Seguramente este tipo de mujeres no ha experimentado la desgracia de toparse con el chico malo. (con todas la consecuencias reales de involucrarse con él) Porque una cosa es que nos encanten los tatuajes y de vez en cuando, la pinta de maloso (tipo Jonhy Deep), y otra diferente es encontrarse de frente y por desgracia, no solo al que tiene la pinta sino que además ES, y no lo digo solo por su aspecto o su mirada malvada que seguramente me hará mojar mis panties. Sino por su indelicada manera de tratar a una mujer ya que se sienten el centro del universo.

V: Exacto, desafortunadamente el instinto maternal gana… y la hormona! que nos hace pensar que este aparente semental es un logro enorme en nuestra vida, lo queremos rescatar y mejorar, pero seamos realistas, ellos no cambian así como nosotras tampoco cambiamos en esencia; evolucionamos sin duda y al hacerlo abandonamos la idea desgastante de fungir de rescatistas y buscamos mejor conquistas más sanas y romances más equilibrados. En cambio, con el tiempo el chico malo, que sigue siendo un inmaduro termina mal… lo he visto en repetidas ocasiones, se casan con la tonta que lo expone como un gran trofeo, pero a la vuelta de los años ella se da cuenta que se casó con un hombre que no valoraba más que su ingenuidad, tal vez su físico y el es un tipo por lo demás con un potencial de infidelidad infinito incapaz de tener la madurez suficiente para tener una pareja sana.

A: Si, aquellas que terminan con un par de muchachitos, si les va bien, o más de tres!. y ven a su anhelado trofeo restregándoles a sus queridas por donde quiera que vayan. Y ellas muy bobas lamentándose por la vida que les tocó… más bien la que eligieron porque seguro tuvieron a un buen hombre cortejándolas, pero no, su ego triunfalista solo les permitió hacerle caso a ese lobo hambriento.

V. Pues en el caso de tu amigo me parece muy valioso que el quiera compartir fantasias con su pareja; no hay nada mejor que eliminar el peso de la doble vida y vivir en pareja sinceramente, con confianza y complicidad. Un verdadero dios es aquel que funge de chico malo en la cama pero que en la vida real es un caballero y valora a su mujer precisamente porque le permite ser un alter ego hiper sexy en privado, es la versión masculina de la típica premisa que reza “Una dama en la calle, una puta en la cama

A: Totalmente de acuerdo mi querida. Cada vez que él me cuenta algo, no se que pensar. Tan es así la cosa, que he llegado al punto de decirle: -”esa vieja no te sirve”- “si estas pensando una vida en pareja con ella, olvídate desde ya de cosas nuevas, de fantasías, de la lencería, la lujuria desbordada, de las nuevas experiencias placenteras y por supuesto del ansiado sexo que tanto añoras, porque lo vives muy pocasveces, solo cada vez que a ella se le ocurre”, será para ella una especie de sacrificio para seguir con alguien que sabe que es valioso a su lado? o sera el sexo en este caso una herramienta de manipulación a la que recurre para no perder los halagos y buenos tratos que él le da? , Por Dios!!!

V. En definitiva esto es un asunto de evolución, de conciencia, conforme vivimos dejamos atrás ese instinto de rescate y a ellos les sucede igual, pasan a abandonar esa creencia arcaica de que las mujeres valiosas son las sumisas y empiezan a buscar quien les aporte intelectualmente, con quien tener charlas bien estructuradas sin que exista ese nocivo juego de dominación o manipulación, ya no se busca el SEMENTAL sino más bien un SER-MENTAL. El exceso de testosterona es corrosivo, te lo digo en serio, he escuchado a muchas mujeres confesar que quieren un super macho alfa, pero que no son sumisas y que son independientes: todas unas hembras betta … como carajos pueden convivir un par así?

A: Obvio Venus. Es que eso es algo que no podemos permitir, Precisamente es contra este tipo de creencias y pensamientos que escribimos. para decirle a mujeres y hombres que es hora de despertar y salirse de esa burbujita que falsamente la religión ha permitido que exista. Hacer que tanto hombres como mujeres se den cuenta que las personas perfectas, fieles y virtuosas sólo existen en la cabeza de aquellos que aun creen en el castigo dictaminado por la edad del oscurantismo. Neeeee!!!

V. Así es! nada de extremos: ni muy buenitos, ni malos, ni bobos, ni aviones todo bien conjugado .. esa es la clave de la ruleta del amor y de los dioses …Queremos hombres que sean “unos verdaderos caballeros en la calle y unos malos chicos en la cama”

REFERENCIAS

http://www.fucsia.co/sicologia/articulo/por-que-nos-encantan-los-chicos-malos/37432

https://lamenteesmaravillosa.com/nos-gustan-los-chicos-malos/

ESPECIALMENTE ESTA FRASE ….Con la edad, la razón tiene más fuerza que el instinto

Posted in El Mundo de V&A, Los Chats de V&A Tagged with: , , , , , , , , , , , , ,

Para visitar a Venus & Afrodita debes tener más de 20 años!

Por favor verifica tu edad

A %d blogueros les gusta esto: